Entrevista Dra. Paula Bresso

Pediatra-Nefróloga infantil

Miembro titular SAHA

“Hipertensión arterial en los niños: hay que salir a jugar más”

Es frecuente escuchar que, a los niños, por ser niños, no es necesario tomarles la presión arterial…¿ esto es así?

En niños y adolescentes es necesario tomar la presión arterial. La prevención de enfermedades cardiovasculares no se limita sólo a los adultos, sino que debe iniciarse en la edad pediátrica.

¿A partir de qué edad se recomienda empezar a controlar la presión arterial en la niñez?

- Se recomienda la toma de presión arterial anualmente a todos los niños sanos a partir de los 3 años de vida y los adolescentes. Esto se debe realizar en los controles de salud.

En niños con condiciones de riesgo para desarrollar hipertensión arterial (niños prematuros, bajo peso al nacer, cardiopatías congénitas, enfermedades renales, endocrinológicas, obesidad, etc) o antecedentes de hipertensión arterial en familiares cercanos (padres, abuelos o hermanos), los controles de presión arterial deben iniciarse a edad temprana.

¿Existen valores de normalidad para la presión arterial en los chicos?

- La presión arterial en el niño tiene una amplia distribución de sus valores, aumentando de forma progresiva en relación con el crecimiento y el desarrollo corporal del niño. Existen tablas de presión arterial en pediatría, no tienen un valor estandar como en la población adulta, sino que dependen de la edad, sexo y la estatura corporal.

¿Hay indicaciones para tomar la presión arterial fuera del consultorio en esta población de pacientes? ¿Qué método/s se utiliza/n?

- Además de la toma en el consultorio, existen otras modalidades de toma de la presión arterial: son el monitoreo ambulatorio de la presión arterial (MAPA) y el monitoreo domiciliario de la presión arterial (MDPA). En pacientes de edad pediátrica y adolescentes, cuando se detecta hipertensión arterial en el consultorio, es recomendable realizar un MAPA. Este estudio nos permitirá mayor certeza en el diagnóstico de hipertensión arterial y no sobremedicar a niños que quizás presenten hipertensión en el consultorio, pero luego fuera del mismo tengan presión arterial normal. A esto nos referimos con el término “hipertensión de guardapolvo blanco”. También es recomendado realizar MAPA en niños obesos, o con valores de presión arterial en el límite superior de lo normal, o con enfermedades asociadas a hipertensión arterial, y/o con otros factores de riesgo. Se utiliza un dispositivo que se coloca en un brazo durante 24 hs. y permite realizar mediciones de presión arterial en el ambiente y condiciones habituales del niño. Se registran datos de la presión arterial durante las actividades cotidianas así como durante el descanso nocturno. Generalmente los niños presentan buena tolerancia al equipo.

En el caso del MDPA se requiere de equipos de presión arterial adecuados para la población infantil y se obtienen registros de presión arterial mientras el niño está despierto, pero no durante el descanso nocturno.

Por último, ¿qué puede hacer la familia para prevenir el desarrollo de la hipertensión arterial en niños?

- Es muy importante promover la actividad física en la infancia, evitar el sedentarismo que hoy en día favorecen todas las pantallas (televisión, teléfonos celulares, videojuegos, internet, etc), limitar a menos de dos horas el uso de estos dispositivos. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños menores de 2 años no vean televisión y que no estén expuestos a las pantallas. Fomentar hábitos de alimentación saludable y mantener un adecuado peso corporal, ofrecerles variedades de frutas, verduras, carnes magras, pastas con harina integral preferiblemente, legumbres, frutos secos; servir porciones de tamaño razonables, beber agua. Restringir el consumo de dulces con alto contenido de azúcares y grasas (golosinas, galletitas) y los alimentos fritos con alto contenido de grasas como las comidas rápidas o listas para llevar. También snacks, aderezos, productos envasados con alta contenido de sal. Limitar las bebidas endulzadas con azúcar. Moderar el uso de sal.

La hipertensión arterial es muy frecuente en la población adulta y es un factor de riesgo cardiovascular, sin embargo, no todos trasladan esta preocupación en los niños.

La Hipertensión arterial es una amenaza silenciosa que se puede prevenir concientizando a toda la familia sobre la importancia de comprometerse con los cambios de hábitos saludables.

Factores de Riesgo de Enfermedad cardiovascular