Hipertensión arterial en MUJERES JOVENES

Es muy importante controlar la presión arterial mínimamente una vez en el año, ya sea en la consulta médica, en la farmacia o con su tensiómetro en el domicilio. Se deben tener en cuenta las condiciones para una correcta toma de la presión, que son explicadas en otro apartado del Rincón del Hipertenso (http://www.saha.org.ar/rincon-del-hipertenso/); como así también la validación del tensiómetro que se esté utilizando (http://www.saha.org.ar/files/documents/tensiometros.pdf).

- En caso de utilizar anticonceptivos orales, recordar que los mismos pueden elevar la presión arterial. Por este motivo es conveniente consultar con su médico y revisar el tratamiento.

- Las mujeres hipertensas en edad reproductiva que planean un embarazo, deben consultar a su médico para controlar las cifras tensionales y para establecer las pautas de tratamiento.

- Debe tenerse en cuenta que hay ciertas medicaciones antihipertensivas que se encuentran contraindicadas en el embarazo; por lo tanto la consulta con el profesional previa a la concepción es de vital importancia, tanto para la madre como para el futuro bebe.

- Como en todas las edades de la vida, se debe procurar cumplir con las medidas no farmacológicas para lograr un mejor control en las cifras tensionales.

- Reducción de peso en casos de sobrepeso u obesidad

- Reducción del consumo de sodio

- Reducción del consumo de alcohol

- Realización de actividad física en forma sistemática

- Aumento del consumo de frutas y verduras o dieta DASH

- Disminución del consumo de grasas saturadas

- Cesación tabáquica

- El descenso de peso y los cambios en el estilo de vida deben realizarse previo al embarazo, así como el control de la hipertensión arterial, la diabetes o las alteraciones tiroideas, frecuentes en mujeres de edad fértil.

- La obesidad, la edad mayor a 35 años, la diabetes y la hipertensión arterial, son factores de riesgo de preeclampsia durante el embarazo. Es fundamental controlar estos factores para evitar complicaciones materno-fetales.

- A su vez, la obesidad se asocia con hipertensión arterial, diabetes y disminución de la fertilidad.

- En mujeres jóvenes sin posibilidad de embarazo, las consideraciones de tratamiento son iguales que para los hombres según indican las guías, debiendo tener en cuenta el tratamiento que menos efectos adversos le produzca a la mujer.

- Las mujeres jóvenes suelen presentar con mayor frecuencia efectos adversos secundarios a fármacos. Ante cualquier síntoma relacionado a la toma de algún antihipertensivo no dude en consultar a su médico, que seguramente intentará modificar el tratamiento acorde a su bienestar.

FUENTE:

- “Hipertensión en la Mujer”. Toma de Posición. Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial.

- Khaled K, Tsofliou F, Hundley V, Helmreich R, Almilaji O. “Perceived stress and diet quality in women of reproductive age: a systematic review and meta analysis”. Nutrition Journal 2020

- Spiro L, Scemons D. “Management of Chronic and Gestational Hypertension of Pregnancy: A Guide for Primary Care Nurse Practitioners”. The Open Nursing Journal. 2018 (12): 180-183

Compartir en: