Un corazón para nosotras en nuestro mes:
8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Gran parte de nosotras tenemos presente que el control médico debe hacerse anualmente en la esfera ginecológica, pero…¿qué pasa con nuestro corazón? ¿ Qué pasa con nuestra presión arterial? O dicho de manera más abarcativa, ¿qué pasa con nuestra salud cardiovascular?

La hipertensión arterial se presenta tanto en hombres como en mujeres.

En este último grupo, suele aparecer de manera más marcada en la menopausia, donde comenzamos a perder nuestra protección hormonal contra los daños que puedan sufrir nuestras arterias.

A su vez, la hipertensión arterial aumenta el riesgo cardiovascular (sufrir un infarto, o un ACV, por ejemplo) equiparando nuestro riesgo al de los hombres en esta etapa de la vida.

También se sabe, que los síntomas que pueden presentar las mujeres con relación a una enfermedad del corazón pueden ser menos intensos que los que presentan los hombres, tardando más, entonces, en hacer la consulta.

¿Sólo las mujeres postmenopáusicas desarrollan hipertensión arterial? La respuesta es NO. La hipertensión arterial en la mujer puede aparecer en cualquier etapa de la vida. Incluso, existen situaciones particulares en las que la presión arterial puede aumentar como durante el embarazo, o inclusive, en mujeres más jóvenes que toman pastillas anticonceptivas, por ejemplo.

La gran pregunta es: ¿qué podemos hacer para prevenir todo esto?

En 4 pasos sencillos, te lo explicamos:

  1. PEDILO. Cada consulta médica es una gran oportunidad para que te midan la presión arterial.
  2. AVERIGUALO. Es muy importante también conocer nuestros antecedentes: si nuestros padres son o fueron hipertensos, por ejemplo, o si tuvieron algún evento cardiovascular (infarto, ACV).
  3. CONOCÉ. Tenés que saber que el valor normal de presión arterial en el consultorio es menor a 140/90 mm Hg. De esta manera, podrás comprender mejor el valor que te diga tu médico.
  4. MANTENELO. Un estilo de vida saludable, comiendo sano, haciendo ejercicio regular, rodeándonos de afectos, es la mejor manera de prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Para recordar estos pasos, te ayudamos con esta sigla:
P.A.C.M : Por Amor al Corazón de la Mujer.

Recordemos: ¡Cuidar nuestra salud cardiovascular, es lo que nos permite hacer todo lo demás!
¡Felíz día mujeres!

HTA-y-Embarazo

Autora: Dra. Rocío Martínez